Johanna y su lavandería: el esfuerzo de una mamá emprendedora - Fundación Banigualdad

Johanna Mora es de Lo Barnechea y su emprendimiento es el lavado de plumones y cubrecamas. Si bien nunca se imaginó siendo emprendedora, decidió tomar la decisión para estar más presente en la vida de sus cuatro hijos. En una primera instancia vendió ropa, luego gracias a lo aprendido en los cursos de su municipalidad emprendió con la venta de masas dulces y empanadas. Si bien ha hecho de todo un poco, lo fundamental para ella era estar presente en la crianza de sus niños. “Están en una edad difícil y yo quiero que estudien, que salgan adelante. Antes trabajaba en un mall y los horarios no me permitían ser una mamá presente. Gracias a Banigualdad soy independiente y tengo el capital para invertir en mis detergentes, desmanchadores, suavizante, de todo”, dice nuestra emprendedora cuando se refiere a su emprendimiento de lavado de ropa de cama. Ella va a retirarla a domicilio, después la desmancha a mano y finalmente usa su lavadora que compró gracias a su último crédito en Banigualdad. “Gracias al apoyo de la Fundación he crecido, me pude cambiar a una casa mejor, he logrado tener más clientela y generar los ingresos para mi familia. Me gusta tanto la Fundación que he invitado a más personas a participar”, dice agradecida. Hoy Johanna muestra con orgullo a su familia y el hogar que ha construido gracias a su esfuerzo.